Jóvenes costarricenses se preparan virtualmente para potenciar habilidades y aspirar a puestos en empresas intensivas en conocimiento

By
BID Lab
Class of 2020 taking a virtual lesson via zoom videoconferencing
  • Proyecto Omega permitirá que los jóvenes alcancen un nivel B2-C1 en inglés, un perfil técnico mejorado y formación en habilidades esenciales para la vida y los trabajos del Siglo XXI
  • Todas las clases se impartirán a los estudiantes de forma virtual y por un período de 6 meses

Ser graduado de una carrera específica ya no es suficiente para ser contratado por una empresa, mucho menos en medio de la crisis y el contexto digital en que vivimos. En el mar de hojas de vida que reciben a diario las empresas reclutadoras y los departamentos de Recursos Humanos, solo algunos logran pasar el primer filtro. Esto hace que cada vez más, las personas deban replantearse la necesidad de adquirir nuevas habilidades para ajustarse a las demandas requeridas por el mercado laboral.

Es por eso, que en el marco de su programa "Generando Capacidades en la Nueva Fuerza Laboral para la Economía del Conocimiento" y atendiendo la emergencia sanitaria producida por el Covid-19, Fundación Monge y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) – a través de su laboratorio de innovación BID Lab- unen esfuerzos nuevamente para sacar adelante la primera Generación Virtual de Estudiantes “SOY CAMBIO-BID”, quienes recibirán capacitación intensiva para mejorar su perfil de empleabilidad. Se trata de 90 jóvenes de la Gran Área Metropolitana (GAM) que, desde setiembre 2020 y hasta abril del 2021, formarán parte del Proyecto Omega, un ambicioso programa de formación que los llevará a alcanzar un nivel B2-C1 en inglés, nuevas habilidades técnicas y una formación en habilidades esenciales para la vida y los trabajos del Siglo XXI. 

“Tratándose de jóvenes en condiciones vulnerables, creemos que la movilidad social que logren alcanzar a través de su inserción en empleos formales, asociados a empresas intensivas en conocimiento, será particularmente relevante tomando en cuenta el contexto económico local y mundial actual. Nos sentimos muy emocionados de atender este nuevo reto de virtualización de los procesos de seguimiento, formación y mediación pedagógica, característicos de nuestra organización”, comentó Lourdes Brizuela, Directora Ejecutiva de Fundación Monge.

Para William Ernest, Especialista Senior de BID Lab, apostar por mejorar el perfil de empleabilidad antes las exigencias del mercado laboral en la Industria 4.0, les permitirá a estos jóvenes colocarse en empresas que les permita desarrollar su potencial. “Los jóvenes de Fundación Monge necesitan apoyo para colocarse en empresas que les permita desarrollar su potencial, aún más en estos momentos, ante la afectación provocada por la pandemia. Es por esa razón que BID Lab confía en que la cooperación brindada a este proyecto permitirá mejorar el perfil de empleabilidad de los muchachos, desarrollando nuevas habilidades que les permitan acceder a puestos de trabajo en sectores intensivos en conocimiento”, explicó Ernest. 

Alcances del proyecto Omega

Como ya se mencionó, el objetivo de este esfuerzo es que en el corto plazo los jóvenes beneficiarios puedan ligarse a empresas de la Economía del Conocimiento, principalmente a aquellas vinculadas al sector de Manufactura Avanzada y Servicios, que están requiriendo personal técnico con habilidades cognitivas y socioemocionales muy particulares.

Parte de los atractivos del programa es que -a diferencia de los talleres mediados presencialmente por Fundación Monge- esta vez todas las clases se recibirán de forma virtual, con lecciones sincrónicas y asincrónicas, que serán impartidas por el equipo de facilitadoras de Fundación Monge y colaboradores externos, que en conjunto trabajarán temáticas relacionadas a alta tecnología, robótica, economía, finanzas, ciencia, arte, autogestión y emprendimiento.

Dentro de los principales atractivos de este programa de formación intensiva, destaca el “Curso de Habilidades Esenciales para la Vida y los Trabajos del Siglo XXI”, el cual tiene como fin proporcionarle al estudiante las bases para desarrollar su propio potencial en competencias tales como: Colaboración, Comunicación, Ciudadanía Local y Global, Pensamiento Crítico, Creatividad e Innovación y Solución de Problemas.

“Se trata de un curso virtual de 8 módulos que le permitirá a cada joven contar con la capacidad para descubrir sus principales habilidades y/o competencias, mismas que le permitirán asumir diferentes retos a nivel personal y profesional. Al finalizar el curso, se programará una sesión presencial para que los estudiantes vivan la experiencia Geekonia, un juego de realidad virtual y aumentada creado por Fundación Monge para que puedan familiarizarse y apropiarse de estas habilidades esenciales para el trabajo en este contexto digital”, comentó Brizuela.

“Me siento muy emocionado por los cursos que estamos iniciando, esperando nuevos desafíos que nos ayuden al aprendizaje y el crecimiento colectivo. Mis expectativas se enfocan en fortalecer los conocimientos adquiridos durante la enseñanza vocacional y el apartado técnico en el que nos hemos desarrollado. Como beneficiarios de este aprendizaje virtual esperamos desarrollar nuevas habilidades que nos permitan adentrarnos en el mercado laboral con los mejores recursos, conocimientos y herramientas que las grandes empresas -nacionales y transnacionales- están buscando en los jóvenes de nuestro país”, enfatizó Steven Andrés Sánchez Maroto, egresado del COVAO de Cartago en la especialidad de Electrónica Industrial.
 

Acerca de la Fundación Monge

La Fundación Monge es una organización privada, sin fines de lucro, que promueve el acceso a la educación en jóvenes centroamericanos como instrumento de combate a la pobreza, movilidad social y superación personal. www.fundacionmonge.com
 

Acerca de BID Lab 

BID Lab es el laboratorio de innovación del Grupo BID, la principal fuente de financiamiento y conocimiento para el desarrollo enfocada en mejorar vidas en América Latina y el Caribe (ALC). El propósito de BID Lab es impulsar innovación para la inclusión en la región, movilizando financiamiento, conocimiento y conexiones para co-crear soluciones capaces de transformar la vida de poblaciones vulnerables por condiciones económicas, sociales o ambientales. Desde 1993, BID Lab ha aprobado más de US$ 2 mil millones en proyectos desarrollados en 26 países de ALC, incluyendo inversiones en más de 90 fondos de capital emprendedor.