"Distritos de innovación", uniendo la transformación urbana y económica para una ciudad inclusiva

A nivel mundial, Barcelona, Berlín, Londres, Montreal, Seúl, Estocolmo y Toronto contienen ejemplos de distritos en evolución. En los Estados Unidos, los distritos están surgiendo en ciudades como Atlanta, Baltimore, Cleveland, Detroit, Houston, Filadelfia, y Pittsburgh,  entre otras. Además, están desarrollándose en otras tantas áreas metropolitanas, donde las zonas subutilizadas (zonas industriales más antiguas y lo que antes eran parques industriales) están siendo “re-hechas” dando respuesta a la preferencia de trabajadores y empresas por ambientes más urbanos y vibrantes, que les permitan desarrollar redes.  

Estas ciudades han “re-creado” algunas de sus áreas urbanas, reposicionando áreas subutilizadas de sus comunidades a través de la inversión en infraestructura, la atracción de ciertas empresas e instituciones, el desarrollo de la fuerza laboral y conectando a las empresas de menor tamaño con mercados y capital.

¿Qué son y qué ofrecen los innovation districts?

Según Bruce Katz y Julie Wagner de Brookings, los distritos e innovación son áreas geográficas donde instituciones y compañías líderes en sus segmentos actúan como anclas generando un clúster que conecta start-ups, incubadoras y aceleradoras. En los casos norteamericanos, esas instituciones anclas son desde centros de investigación vinculados a universidades hasta centros hospitalarios de vanguardia en investigación médica. La característica principal de los distritos de innovación es que son físicamente compactos, accesibles y conectados, además de que ofrecen vivienda, oficina y espacio comercial.

De esta forma, los distritos de innovación proporcionan una base para la creación y expansión de empresas y puestos de trabajo, ayudando a las empresas, los emprendedores, las universidades y los inversores colaborar y así coproducir nuevos descubrimientos para el mercado. Además, tienen el potencial único de impulsar el desarrollo económico productivo, sostenible e incluyente. En un momento de su uso ineficiente de la tierra, presentan el potencial para densificar el espacio, aprovechando el transporte masivo.

Y, frente a la creciente desigualdad social en las ciudades, ofrecen la posibilidad de expandir el empleo y las oportunidades de educación para las poblaciones desfavorecidas, dado que muchos distritos se encuentran cerca o dentro de los barrios de ingresos bajos y medios. Además, de generar recursos a la ciudad a través de impuestos (por bienes raíces, ventas de la actividad económica, etc)  que pueden ser canalizados a la provisión de más y mejores servicios para este grupo de población. Al mismo tiempo que se atiende la oferta de vivienda y la especulación inmobiliaria que puede provocarse en los distritos de innovación.

¿Son una estrategia aplicable para la transformación urbana y económica de nuestras ciudades?

Ciudades como Buenos Aires, Medellín, Bogotá, Guadalajara, la ciudad de México y Panamá ya están implementando esta estrategia de transformación urbana y económica atrayendo sectores compatibles con la vida urbana, ejemplos destacados son los distritos en Buenos Aires y Medellín.

En el caso de Buenos Aires, desde el año 2008, la Ciudad comienza el establecimiento de distritos para una serie de industrias estratégicas que tienen un alto potencial de impacto en el desarrollo económico y el empleo de la ciudad. Uno de estos distritos es el de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) o “Distrito Tecnológico” en el barrio de Parque Patricios. Dentro de este, la Ciudad de Buenos Aires impulsa la atracción internacional de negocios vinculados a las TIC y el desarrollo de un espacio donde conviva la identidad cultural existente con las empresas TIC. Además del establecimiento de beneficios e incentivos financieros, la ciudad ha promovido con otras obras la revitalización de esta zona de la ciudad, tradicionalmente relegada, y su nueva “ubicación” en el mapa de la ciudad. Además, se han hecho obras para recuperar espacios públicos donde las interacciones espontáneas puedan darse y se ha trabajado en ampliar la conectividad de la zona con el resto de la ciudad.

Por su parte, el llamado “Distrito Medellinnovation” que se extiende por cuatro barrios del norte de Medellín, en un territorio que reúne emprendedores, compañías e instituciones de la economía del conocimiento. Dentro de este están ya ubicadas la Universidad de Antioquia, la más importante del departamento, el Hospital San Vicente de Paúl, el Parque Explora, el Parque Norte, el Jardín Botánico y el Centro de Innovación y Negocios. Como apuesta de transformación urbana, el proyecto Distrito Medelinnovation forma parte de los instrumentos de planificación a largo plazo de la ciudad. De igual manera, como proyecto de transformación económica, está alineado con las políticas y las estrategias de la ciudad sobre competitividad y desarrollo económico.

¿Cómo podemos apoyar a los distritos de innovación en las ciudades?

El estudio de Katz y Wagner (2014) (cuya presentación puede verse en línea) identifica algunos elementos claves:

 

  • construir una red de liderazgo colaborativo, que reúna a líderes de instituciones clave, empresas y sectores que regularmente y formalmente cooperen en el diseño, implementación, promoción y gobernanza del distrito. Asimismo, para poder atender a todas las voces, es también relevante contar con los líderes de los grupos de residentes
  • establecer una visión de crecimiento, proporcionando una ruta clara que contemple el corto, mediano y largo plazo al igual que las dimensiones económicas, físicas y socialesEsta visión debe  aprovechar los activos del área de la ciudad, tales como los clústeres económicos,  las principales instituciones locales y regionales y las empresas, la localización y otros atributos culturales. Todo ello permitirá no terminar con clusters forzados, sino que proporcionen empoderamiento y den un mayor impulso a una ocupación que se puede estar ya dando.
  • buscar el talento y la tecnología teniendo en cuenta que los trabajadores educados y capacitados y la infraestructura y sistemas sofisticados son los motores gemelos de innovación. Para lo cual serán esenciales estrategias de atracción, retención y crecimiento para ese talento como crear una plataforma  de alta calidad para las empresas innovadoras.
  • promover un crecimiento inclusivo usando el distrito de la innovación como una plataforma para regenerar los barrios en dificultades, así como la creación de oportunidades de educación, empleo, y otras para los residentes de bajos ingresos de la ciudad para que puedan participar en la economía de la innovación o de otros trabajos que genera el crecimiento innovador y el efecto multiplicador de los empleos en alta tecnología.
  • mejorar el acceso al capital para apoyar la ciencia básica y la investigación aplicada; la comercialización de la innovación; el emprendimiento (incluyendo incubadoras y aceleradoras); el sector inmobiliario residencial, industrial y comercial (incluyendo nuevos espacios de colaboración); la infraestructura de energía, servicios públicos, banda ancha, y transporte; la educación y centros de formación; y el ecosistema de innovación.

 

Creo que con más de dos décadas de experiencia y lecciones aprendidas apoyando el emprendimiento, el crecimiento empresarial, el fortalecimiento de las instituciones que apoyan la competitividad y el desarrollo económico local, el FOMIN está bien posicionado para apoyar intervenciones en este sentido que permitan una economía urbana inclusiva (tanto en ciudades de tamaño intermedio  como en áreas metropolitanas).